Mateo realmente no nos dice mucho del nacimiento de Jesús; Lucas hace eso. En vez de eso, Mateo nos dice de donde viene Jesús, nos cuenta la historia a través de los ojos de José. Había esencialmente tres pasos para matrimonio en el mundo judío en los días de Jesús. El compromiso: Esto se podía hacer cuando la novia y el novio eran muy jóvenes, y muchas veces los padres lo arreglaban. El desposorio: Esto hacía que el compromiso fuera oficial y obligatorio. Durante el tiempo del desposorio, la pareja era conocida como esposo y esposa, y el desposorio solo podía romperse por el divorcio. El desposorio típicamente duraba un año. El matrimonio: Esto era después de la boda y después del año del desposorio.

Mateo presenta la concepción virginal y nacimiento subsecuente de Jesús sencillamente (sin el mayor detalle que se encuentra en el Evangelio de Lucas). Pero el nacimiento virginal era difícil de creer para las personas en aquel entonces, igual que hoy en día algunas personas también lo dudan. Debemos considerar la gran prueba que esto fue para una mujer joven piadosa como María, y para José, su desposado. Su situación fue la más penosa y humillante que se puedan imaginar. Nada más que la plena conciencia de su propia integridad, y la más fuerte confianza en Dios, podrían haberla apoyado en circunstancias tan difíciles, donde su reputación, su honor y su vida estaban en juego. Las mentiras se esparcieron diciendo que María había quedado embarazada por un soldado romano. Aquí, Mateo aclara la historia, tanto en ese entonces como ahora. No había otra manera en que pudo haber nacido; porque si hubiera sido de un padre pecador, ¿cómo podría tener una naturaleza sin pecado? Él es nacido de una mujer, para que fuese humano; pero no por hombre, para que no sea pecaminoso. María estaba desposada con José. Este comentario muestra que, aunque no estaban casados formalmente, José se consideraba el marido de María por el desposorio. Siendo un hombre justo, José sabía que, si María le había sido infiel, sería imposible continuar con el matrimonio. Aun así, su naturaleza como hombre justo tampoco quería hacer de esto una dificultad o un estigma para María. José hizo una decisión comprensible de buscar un divorcio secreto. Esto se refiere a romper un compromiso por divorcio. Su desposorio era algo que se notaba públicamente, y él no podía dejarla secretamente, tenía que haber testigos; así que el significado debe ser: Tan silencioso como se podía.

El ángel del Señor; posiblemente Gabriel se le aparece a José, él estaba comprensiblemente preocupado por el misterioso embarazo de María, su futuro y lo que debía hacer. Aunque había decidido dejarla secretamente, no se sentía cómodo con esa decisión. El título hijo de David dicho por el ángel, debía haberle alertado a José de que había algo muy importante en este mensaje. Hijo de David es una referencia al linaje legal de José al trono de David. Parece que María no le había dicho a José que estaba embarazada por el Espíritu Santo. Esto no nos debe sorprender; ¿Cómo podía ella (o alguien excepto Dios) explicar tal cosa? Esta palabra angelical para José fue persuasiva. Esta maravillosa concepción de nuestro Salvador es un misterio en el que no hay que indagar mucho y, por lo tanto, se llama un ensombrecer. No hay indicios de acoplamiento pagano de la deidad y humano en términos estrictamente físicos. En cambio, el poder del Señor, manifestado en el Espíritu Santo quien se esperaba que fuera activo en la Era Mesiánica milagrosamente provocó la concepción.

El nombre JESÚS (“La salvación de Jehová”) era bastante común en aquel día. Pero como dijo más tarde el apóstol Pedro, no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos (Hechos 4:12). El mensajero angelical declaró breve y elocuentemente la obra del Mesías venidero, Jesús. Vendrá como salvador y vendrá a salvar a su pueblo de sus pecados. Esta descripción de la obra de Jesús nos recuerda que Jesús viene a nosotros mientras estamos en pecado, pero su propósito es salvarnos de nuestros pecados. Nos salva primeramente del castigo del pecado, después del poder del pecado y finalmente de la presencia del pecado.

El titulo Emanuel dado a Jesús se refiere a su deidad (Dios con nosotros) y su identificación y cercanía con el hombre. Nosotros podemos meditar profundamente en el significado de este nombre: Emanuel. Muestra cuán bajo Dios se inclinó para salvar al hombre; Agregó la naturaleza de una de sus propias criaturas con su propia naturaleza divina, aceptando la debilidad, las fragilidades y la dependencia que aquella criatura experimenta. Muestra qué gran milagro fue que Dios pudiera agregar la naturaleza humana a la suya y seguir siendo Dios. La compatibilidad entre la naturaleza humana no caída y la naturaleza divina; que las dos se podían unirse muestra que realmente somos hechos a la imagen de Dios. Además, que podemos venir a Él; si Él ha venido a nosotros, entonces nosotros podemos ir a Él. Entonces si Jesucristo es “Dios con nosotros”·, vayamos a Dios sin ninguna cuestión o vacilación.

La obediencia de José es notable. No dudó ni vaciló; Al instante entendió la verdad y la importancia del mensajero angelical que vino a él en el sueño. Las palabras: no la conocieron hasta, implican que José y María tuvieron relaciones matrimoniales normales después del nacimiento de Jesús. Esto también niega la doctrina de la iglesia Católica Romana de la virginidad perpetua de María. Así, el matrimonio fue formalmente cumplido, pero no consumado antes del nacimiento de Jesús. La expresión griega para “no hasta” sugeriría normalmente que sí había relaciones sexuales después de este período. No hay justificación bíblica para la tradición de la virginidad perpetua de María. Esta es una doctrina no bíblica que no apareció antes del siglo V después de Jesús. Debe ponerse con los dogmas de la inmaculada concepción de María, su asunción al cielo y su papel actual como mediadora para los creyentes. Cada uno de estos es invento del hombre, destinado a exaltar a María de una manera no bíblica. Finalmente le puso por nombre JESÚS: Hicieron lo que Dios les mando hacer. Aunque era un nombre más o menos común, tenía un significado grandioso y llegaría a ser el mejor nombre, el nombre sobre todo nombre.

Pastor Carlos Umaña Comunidad Cristiana Lifehouse.