Ester 2: 16 indica que hubo un lapso de cuatro años entre los capítulos uno y dos. Durante ese tiempo, el rey Asuero hizo su gran invasión infructuosa de Grecia y regresó a casa como un hombre derrotado, queriendo alegrar su corazón a través de diversiones sensuales. El plan era armar un harén de las mujeres más hermosas de la tierra; traerlas a un harén para el rey, y elegir de ese grupo a la mujer más favorecida para ser su reina. Era una especie de concurso de “Miss Imperio Persa”, y la ganadora sería reina en lugar de Vasti. El antiguo historiador judío Josefo dice que Asuero hizo seleccionar un total de 400 mujeres.

Mardoqueo, el primo de Ester, llegó a Persia en una de las oleadas de reubicación que los babilonios impusieron a Judá cuando conquistó esa tierra. Ester (cuyo nombre judío Hadasa significa “mirto”; el nombre persa Ester significa “estrella”) fue criada por su primo Mardoqueo desde la muerte de su padre y su madre. En el simbolismo profético, el mirto reemplazaría las zarzas y las espinas del desierto, representando así el perdón del Señor y la aceptación de su pueblo (Isaías 41:19; 55:13; Zacarías 1:8)”. Ellos fueron parte de la gran comunidad judía que se vio obligada a mudarse fuera de Judá y no decidió regresar con Esdras. En los días de Mardoqueo y Ester, la tierra de Judá era considerada como un lugar salvaje y atrasado. El hebreo para hermosa figura y buen pareceres literalmente, “hermosa en forma y hermosa a la vista”. O, como dice la NVI: tenía una figura atractiva y era muy hermosa. Consideramos que la biblia es generalmente subestimada; cuando dice que Ester era de hermosa figura y de buen parecer, sabemos que no está exagerando. Parece que Ester realmente no tuvo elección sobre esto.

Hegai era el eunuco del rey es un hombre encargado de la supervisión del harén del rey por razones obvias. Herodoto menciona específicamente a Hegai como un oficial del rey Asuero. Ester obtuvo el favor de Hegai, el hombre que tenía autoridad sobre ella. En esto, su piedad aseguró el cumplimiento de Proverbios 3: 3,4:  Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión delante de Dios y de los hombres.

Debido a este favor, Hegai le dio a Ester preparaciones de belleza especiales, más allá de lo que le correspondía. También le dio siete doncellas especiales para cuidar de sus necesidades de belleza. Ester ya era hermosa desde un principio; ahora se veía como una de esas fotos de “después” de los estudios fotográficos glamorosos – y se veía así todo el tiempo. La antigua palabra hebrea para atavíos proviene de la raíz “limpiar, pulir”.

Normalmente, nunca hay una buena razón para ocultar el hecho de que somos cristianos. Demasiados cristianos actúan como si fueran “agentes secretos” – y siempre ocultan quiénes son en el Señor. Debemos tomar en serio la advertencia que Jesús dio en Mateo 10: 32,33:   A cualquiera, pues que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos. No podemos vivir una vida de negación y esperar que Dios nos reconozca. Sin embargo, reconocemos que hay situaciones en las que Dios puede hacer que seamos reticentes acerca de nuestra identidad cristiana no con el propósito de ocultarla permanentemente, sino esperando el momento oportuno para revelarla.

Aparentemente, esto es lo que Mardoqueo sintió que era correcto hacer en esta circunstancia, y Ester estuvo de acuerdo. Por ejemplo, en algunas situaciones uno puede inicialmente actuar como si no supiera nada cuando se le acerca un Testigo de Jehová o un mormón, y hacerlo no para negar a Jesús, sino para aprovechar una oportunidad estratégica. El gran interés de Mardoqueo por el estado de Ester muestra su amor y preocupación por ella en un lugar tan potencialmente peligroso.

Pastor Carlos Umaña Comunidad Cristiana Lifehouse.