El ángel le explicó a Daniel que este rey blasfemaría en contra de Dios y se exaltaría a si mismo hasta que sea consumada la ira y por lo determinado se cumplirá. Aquí cambiamos de lo que había sido cumplido en los Ptolomeos y Selucidos a lo que se habrá de cumplir en el Anticristo, el último dictador del mundo. Se le dijo a Daniel que esta revelación se relacionaba con los últimos días (Daniel 10:14), y Daniel 11:36 comienza a ver más hacia este último dictador del mundo, quien es un tipo de “Antíoco Epífanes de los últimos días.” Sabemos que no todo sobre esta profecía fue cumplida durante la carrera de Antíoco Epífanes. Jesús específicamente dijo que la verdadera abominación desoladora aún estaba en el futuro (Mateo 24:15). El Apóstol Pablo parafraseo Daniel 11:36 en referencia a la venida del Anticristo: Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios. 2 Tesalonisenses 2: 3,4

Antíoco Epífanes es importante, pero más que nada como una vista preliminar del Anticristo. Este es el porque se da tanto espacio para describir la carrera de un hombre malvado – porque él figura de antemano el hombre malvado definitivo. Antíoco Epífanes es el “avance” liberado antes del Anticristo, quien tiene dichas “características.” Antíoco Epífanes ciertamente hizo esto en el sentido general de que todos los pecadores se oponen a Dios. Aún él permaneció fiel a la tradición religiosa griega, la cual daba reverencia a todo el panteón Olímpico. Antíoco Epífanes colocó una estatua de Zeus en el templo, no de él mismo. Esta declaración será más precisa en el cumplimiento del Anticristo, quien se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios (2 Tesalonicenses 2:4). El Anticristo hará mucho daño, pero él esta bajo una cadena corta, y solamente obrará el plan de Dios. El propósito de Dios será consumado.

El capitulo 36 nos habla del rey que hará su voluntad hablando en contra de Dios. Basados en esto, algunos eruditos de la Biblia creen que el Anticristo tendrá descendencia judía, cuando habla del Dios de sus padres y quizás también será un homosexual. Cuando dice que no hará caso tampoco al amor de las mujeres. El Anticristo tomará y mantendrá el poder con la fuerza militar, y la utilización hábil de grandes riquezas.

El final del conflicto El ángel describió a Daniel una confederación de reyes que se levantaban en contra de este gran líder, con batallas en o cerca de la Tierra Santa. El rey del sur contenderá con él; y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad: Hablando proféticamente, una identificación precisa de pueblos mencionados es difícil. El rey del sur puede ser Egipto, o puede representar la comunidad árabe. El rey del norte puede ser el dominio del Anticristo (como el “nuevo Antíoco Epífanes), o puede ser Rusia.

Los puntos precisos pueden estar nublados, pero la idea general es clara. El final estará marcado por un gran conflicto, culminando en la reunión de los ejércitos del mundo en la Tierra Prometida para librar una batalla final. Al final no habrá esperanza para el Anticristo o cualquiera de sus seguidores.

Pastor Carlos Umaña Comunidad Cristiana Lifehouse.