La misma noche le dijo Jehová: Esto sucedió inmediatamente. Cuando Gedeón se hizo a si mismo sensible a Dios, Dios le guio. Quizás sucedió tan pronto como Gedeón edificó el altar; con el altar edificado, ahora Dios le ordenó que sacrificara algo sobre él. Derriba el altar de Baal que tu padre tiene: En la comunidad de Gedeón, Baal era adorado junto con Yahveh. Dios llamó a Gedeón para que primero pusiera en orden su casa. Al parecer dos toros debían de ser ofrecidos; uno como ofrenda por el pecado, y el otro como ofrenda de consagración. Al parecer el segundo toro fue ofrecido, debido a que solamente tenía siete años de edad, Jueces 6:25, al ser parido casi en el tiempo que comenzó la opresión por parte de los Madianitas; y ahora debía ser sacrificado para indicar que su esclavitud terminaría con su vida. Gedeón probablemente hizo esto de noche y en secreto debido a que él temía que la familia de su padre y los hombres de la ciudad hubieran prevenido que el hiciera lo que debía hacerse. No fue difícil para ellos el darse cuenta quien era el responsable de la destrucción del altar. Gedeón fue descubierto inmediatamente. Lo que hizo no podía ocultarse.

Saca a tu hijo para que muera, porque ha derribado el altar de Baal: Esto muestra lo poderoso que era la adoración a Baal en Israel en esos tiempos. La herejía se había convertido en la religión principal. El antiguo Israel adoraba a Baal porque se pensaba que era el dios del clima, y ellos confiaban en el clima para la prosperidad de la agricultura. En los difíciles tiempos económicos debido a la opresión por parte de los Madianitas, el pueblo adoraba a Baal aún más, sin entender que empeoraban las cosas al no volverse a Dios. Todos sintieron un interés en la continuación de los ritos, en la cual había muchas gratificaciones sensuales. Baal y Astarot tendrían más adoradores que el verdadero Dios, porque sus ritos estaban más adaptados a la naturaleza caída del hombre. El padre de Gedeón hizo un argumento bastante lógico para preservar la vida de su hijo. Ya que Baal era la parte ofendida, él se podía defender a si mismo. Esto es similar a lo que ocurrió durante el gran movimiento de Dios en mares del Sur en el Siglo XIX. Un jefe de una tribu fue convertido al cristianismo y él juntó todos los ídolos de su pueblo. Él les dijo a los ídolos que él les iba a destruir, y luego les dio la oportunidad de que salieran huyendo. Él destruyó todos aquellos que se quedaron como estatuas necias. Este incidente le dio a Gedeón el sobrenombre de Jerobaal. Este nombre significa, “Un hombre en contra de Baal, con quien luchará y contenderá: un título de honor.

El Espíritu de Jehová vino sobre Gedeón: Esto sigue el patrón familiar de la obra del Espíritu sobre los hombres bajo el Antiguo Pacto. El Espíritu Santo viene sobre personas específicas por razones específicas, usualmente para liderazgo con poder divino. Bajo el Nuevo Pacto, un derramamiento amplio y generoso del Espíritu Santo es prometido sobre toda carne. Debido a esta fortaleza divina, Gedeón fue capaz de juntar a un impresionante número de tropas en un corto tiempo. Jueces 7:3 nos dice que 32,000 hombres vinieron para seguirle hacia la batalla. Dios ya le había dado a Gedeón una señal (Jueces 6:17-21). Aquí Gedeón le pide a Dios un segundo milagro para confirmar Su palabra – y luego un tercer milagro para confirmarla de nuevo. Algunas veces los cristianos hablan sobre poner un “vellón” delante del Señor. Esta frase se refiere a lo que Gedeón hizo aquí. Él utilizó un vellón literal para pedirle a Dios que confirmara Su palabra con una señal.

El comentarista de la iglesia primitiva, Origen, quien era dado a hacer alegorías, halló el “profundo” significado de este hecho: El vellón representa el pueblo judío y el área alrededor representa a los Gentiles. El vellón fue cubierto por el rocío mientras que todo su alrededor estaba seco, representando a la nación judía favorecida con la ley y los profetas. El vellón luego estuvo seco y todo a su alrededor estaba mojado por el rocío, representando que la nación judía fue echada por rechazar el Evangelio y el Evangelio fue predicado a los gentiles, y se convirtieron a Dios. El rocío exprimido en el tazón representa las doctrinas del cristianismo, las cuales son extraídas de los escritos judíos. Esto también esta a la sombra por medio de cuando Cristo derramó agua en una vasija y lavó los pies de los discípulos.

Gedeón mostró que él era débil, con una fe imperfecta. Para una misión tan audaz y peligrosa para la vida, uno podría entender (y animar) a su petición por una señal. Pero el pedir por una segunda y tercera señal mostró que su fe era débil. La prueba estaba mal porque esencialmente era un truco, y no tenía nada que ver con luchar con los Madianitas. Gedeón probablemente no entendía que él estaba dictando sus términos a Dios. Algunas veces Dios muestra Su desagrado con tales peticiones. En Lucas 1:18, cuando Zacarías, el padre de Juan el Bautista, pidió una señal de confirmación, el Señor le hizo mudo hasta que naciera su hijo. Gedeón también no mantuvo su palabra. Dios confirmó la señal la primera vez, y Gedeón dijo que eso sería suficiente para él. Pero se retractó después de que Dios confirmó la primera señal. Pero el Señor aun tuvo misericordia y gracia hacia Gedeón. “Este es un ejemplo sobresaliente de la paciencia amable de Dios con el hijo turbado.”

Pero antes de ser muy críticos hacia Gedeón, debemos de considerar el reto que estaba delante de él. Muchos de nosotros nos hubiéramos rehusado inmediatamente a tal llamado, sin considerar aún el permitir que Dios lo confirmara. La débil fe de Gedeón era aún más grande que no tener fe. Por esta razón, Gedeón fue correctamente incluido en el registro de los grandes hombres y mujeres de fe (hebreos 11:32).

Pastor Carlos Umaña Comunidad Cristiana Lifehouse.