Los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehová: El ciclo de pecado, servidumbre, arrepentimiento, liberación, bendición y pecado de nuevo continuaban en la historia de Israel. En aquellos tiempos nació el siguiente juez de Israel, Sansón. En este sentido, Sansón verdaderamente era un hombre de sus tiempos. Él era un estudio de contrastes; un hombre de gran fuerza y gran debilidad. Con esto, él era la ilustración de la historia de Israel, tanto en este periodo como en lo general; una ilustración de grandes alturas y profundos valles. Sansón también es un importante ejemplo de potencial sin cumplir. Aunque él hizo grandes cosas por Dios, es asombroso el considerar lo que él pudo ser y haber hecho para Dios.

Tenemos una de las historias más extrañas del Antiguo Testamento. Es la historia de una gran oportunidad y de un fracaso desastroso en el caso de un hombre que pudo haber traído una gran liberación pero que fracasó. Debido al pecado y rebelión de Israel, Dios obtuvo su atención de nuevo al traerles bajo el yugo de los Filisteos.

El pueblo de Zora esta como a 22.5 kilómetros al oeste de Jerusalén. Era la tierra de la tribu de Dan. Apareció el ángel de Jehová: De lo que resta de este capítulo, vemos que debemos de considerar a este ángel no solamente como cualquier ángel. Como fue visto antes en el Libro de Jueces, este era Jesús en una misión especial, apareciéndose como un hombre antes de Su encarnación en Belén. La promesa llegó como una gran bendición a una mujer mortificada por no tener hijos. Y le dio instrucciones especiales en cuanto al niño que llegará.

Números 6:1-21 describe el voto de un Nazareo. Cuando se estaba debajo de dicho voto, las personas se consideraban a si mismas como devotas especialmente para Dios, dejando su cabello sin cortar, sin beber vino ni comer productos de la uva, y evitando cualquier contacto con cualquier cosa muerta. No había nada particularmente inusual acerca de alguien tomar un voto de Nazareo para un periodo específico de tiempo. Lo que era inusual en el caso de Sansón es que él debía de vivir bajo el voto desde el nacimiento, y que este voto tenía la intención de ser un voto de por vida. La mujer de Manoa también debía compartir el voto Nazareo durante el tiempo que ella llevara a Sansón. Hay casi una rara sugerencia en la frase utilizada por el ángel en cuanto a él, Él comenzará a salvar a Israel. Su fracaso final era conocido, así como su oportunidad.

Cuando dice: Un varón de Dios vino a mí: Esto indica que la aparición del ángel de Jehová a la esposa de Manoa generalmente aparentaba ser un varón; pero su aspecto era como el aspecto de un ángel de Dios.

Ella declara: No le pregunté de dónde ni quién era, ni tampoco él me dijo su nombre: Esto muestra el profundo impacto que la aparición del varón de Dios tuvo sobre la mujer de Manoa. Él era temible en gran manera; tanto que ella no hizo preguntas sobre de donde era o cual era Su nombre. Manoa ya sabía lo que Dios quería que él hiciera debido a que el ángel de Jehová ya se lo había dicho. Aquí el pidió una confirmación de las palabras habladas anteriormente.

¿Cómo debe ser la manera de vivir del niño, y qué debemos hacer con él? Dios honró la petición de confirmación de Manoa; pero Él no contestó esta petición para que conociera el futuro. Él simplemente llamó a Manoa y a su mujer a que obedecieran lo que Dios ya les había dicho que hicieran.

Pastor Carlos Umaña Comunidad Cristiana Lifehouse.