Job vio su sufrimiento presente como el trabajo fútil y desalentador de un siervo o jornalero. Sentía que no había esperanza o recompensa, solo agotamiento. En otras palabras, Job no tenía alivio para su aflicción o su dolor. Era un hombre muy enfermo y sus amigos parecían ignorarlo. No le habían ofrecido ningún consuelo. Incluso su esposa, su compañera, le había sugerido suicidarse. Y cuando todo lo que le rodeaba se derrumbó, Job quedó angustiado; era un hombre que en realidad necesita ser compadecido.

La palabra brega en Job 7:1 es descriptiva del servicio militar. El latín vulgar traduce, La vida del hombre es una batalla sobre la tierra. La temprana traducción inglesa Coverdale lo tiene como, ¿Acaso no es la vida del hombre sobre la tierra una batalla? Con esto Job comunicaba la lucha de la vida, junto con la idea de que ha sido reclutado de mala gana a esta batalla. Job describió su condición física en dolorosos términos. Sufría de insomnio y la aflicción de su piel regresaba una y otra vez. Clarke nos dice sobre Mi carne está vestida de gusanos: “La ilustración es demasiado horrible como para ser más detallada.”

Aparentemente, Job sintió que tenía una enfermedad incurable, que su final se aproximaba y no estaba lejano. Probablemente tenía ese tipo de enfermedad. En todo esto, sus amigos no prestaron atención a su problema. Habían venido a verle, pero no le habían ayudado en su necesidad. Simplemente, no le entendieron. Se ha dicho que un amigo es alguien que nos conoce, y aun así nos ama. Estos amigos no conocían realmente a Job. Él les dijo que al menos su condición física debería haber despertado en ellos alguna compasión y comprensión.

En el versículo seis Job nos dice: Y mis días fueron más veloces que la lanzadera del tejedor. Job no hablaba estas cosas en un sentido positivo, como diciendo “Cielos, mira qué rápido se va el tiempo.” Como se describe en los versículos anteriores, en esta temporada el tiempo se arrastra para Job a través de sus noches dolorosas y faltas de sueño. Sin embargo, cuando veía a su vida en su totalidad, parecía ser una mancha insignificante, sin esperanza y como un soplo.

Hay un juego en la palabra [‘esperanza’], la cual también puede significar ‘hilo.’ Los días de Job se mueven rápido como una lanzadera de tejedor, y llegan a su final a través del deseo de hilo. Ambos significados fueron igualmente intencionados. Este es el tipo de insinuación en significado que no puede ser reflejado en una traducción sin un pie de nota. Peor que la enfermedad misma, Job perdió toda esperanza de ser sanado. Él creía que su único alivio para el dolor era la muerte.

Así el que desciende al Seol no subirá: Esta es una de las declaraciones de Job sobre la vida después de la muerte que se encuentran esparcidas por todo el libro. Estas declaraciones son una combinación de incertidumbre (como aquí) y confianza triunfante (como en Job 19:25-26).

Pastor Carlos Umaña Comunidad Cristiana Lifehouse.