Cómo fue apresada Babilonia: al igual que en Jeremías 25:26, aunque en la versión de la Biblia se usa el nombre Babilonia, en el original se usa la palaba Sheshak, un nombre código para los babilonios. Siguiendo a Jerónimo, muchos creen que el nombre es un código cifrado que los representa. El cifrado es conocido como Atbash, un sistema de escritura secreta que sustituye la última letra del alfabeto por la primera, y la anterior a la última por la segunda, y así a través de todas las consonantes. Otra posibilidad es que los babilonios mismos hicieran uso del Atbash y que Sheshak fuera un nombre alternativo. Hay algo de evidencia al respecto.

Jeremías usó el mar como una figura de discurso en lo concerniente a la tierra de Babilonia rodeada. Ella sería aplastada por el juicio de Dios, dejando desolación y una tierra donde no morará nadie. Las defensas de Babilonia se vieron comprometidas cuando fue conquistada por los medos y los persas, así que en un sentido simbólico el muro de Babilonia cayó. Aun así en un sentido más literal vendrá cuando Babilonia la grande haya caído (Apocalipsis 17 and 18). Esta era una llamada al pueblo de Dios en el exilio, de que ellos no debían poner su confianza, seguridad, y recursos en un reino que sería juzgado y conquistado. En lo concerniente al juicio final de Babilonia, es un llamado para los creyentes de hoy y del futuro (Apocalipsis 18:4).

El gozo de los justos expresado en cantos de jubilo por la justicia y los juicios de Dios, es una personificación exagerada. Habrá, como hubo, un nuevo rostro sobre el mundo, y todas las criaturas parecen verse satisfechas por la caída de Babilonia, y de la opresión por las que eran aplastadas y explotadas. Jeremías continúa este prominente tema de Jeremías 50-51. Debido a lo que Babilonia hizo a Judá y a Jerusalén, el juicio vendrá sobre ellos. Conociendo el juicio que vendría sobre Babilonia, era correcto que el pueblo de Dios escuchara la advertencia, de escapar de ella, y de acordarse del Señor en humilde arrepentimiento. El termino acordarse (zakar) generalmente involucra más que un recordatorio mental. El hecho de recordar involucra una activa identificación de todo el ser propio con el objeto que se está recordando.

Jeremías describe el sentido de vergüenza y confusión sentido por el pueblo de Dios cuando extranjeros invadieron y destruyeron los santuarios de la casa del Señor. Esto era parte del dolor del juicio que vino sobre Judá y Jerusalén. El lamento del versículo 51 se levanta del hecho de que la eliminación del templo parece involucrar la inferioridad de Yahvé, pero la desolación de Babilonia va a revelar la total impotencia de sus ídolos. Aunque suba Babilonia hasta el cielo: Esta es una alusión a la torre de Babel, construida como una defensa y en desafío hacia Dios en Génesis 11:1-9. Dios vino en contra de esta torre y vendrá en contra de la fortaleza de Babilonia y su altura en la época de Jeremías y aun en la de más allá. Recordemos aun en nuestro tiempo que, aunque oigamos rumores de tribulación y de guerra, no debemos tener temor ni desmayar porque el día del juicio de Dios será un día de gozo y de salvación para nosotros.

Pastor Carlos Umaña Comunidad Cristiana Lifehouse.