Pablo acaba de describir al tipo de personas que amenazarán la Tierra en los postreros días y a los que Timoteo tenía que hacer frente en su propia época, él trazó una clara línea imaginaria entre Timoteo y los que eran gobernados por el espíritu de los postreros tiempos, no enseñó solamente en un sentido académico; Timoteo aprendió estas cosas porque había seguido cuidadosamente el ejemplo de Pablo. El mejor tipo de cristianismo no solamente es enseñado, sino que también atrapa al ver a otras personas vivirlo. Timoteo siguió la conducta de Pablo: Solo había cierta manera en la que Pablo vivió, y Timoteo estuvo lo suficientemente cerca de él como para aprenderla y seguirla. Uno podía ver que Pablo poseía una fe que no cualquiera tenía, y Timoteo quería tenerla. Pablo tenía longanimidad – que quiere decir, paciencia con pequeñas irritaciones de personas y de la vida de una manera especial, y tenía un amor que lo hizo destacar.

Pablo le recordó a Timoteo las situaciones específicas en las que soportó persecución. En Antioquía, donde Pablo fue expulsado de la ciudad por predicar el evangelio. En Iconio, donde Pablo casi fue ejecutado por lapidación. En Listra, donde sí apedrearon a Pablo y lo dejaron por muerto. La persecución no debe detener a los cristianos en la actualidad.

El apóstol nos dio una idea de cuántas personas son engañadores efectivos entre el pueblo de Dios – ellos mismos están siendo engañados. Los motivos son importantes, pero a veces podemos darles demasiada importancia. Lo importante es permanecer en las enseñanzas, continuar en ellas, y nunca dejarlas ir. Era como si Pablo escribiera: Acuérdate Timoteo: Tú aprendiste estas cosas, porque te las enseñé. Pablo era muy humilde para decir su nombre aquí, pero ciertamente eso parece que es lo que quiso decir. Existe un debate sobre los manuscritos acerca de que si la palabra “quienes” es singular o plural. Pienso que el contexto nos conlleva hacia la idea de que es singular: Pablo aquí se refiere a su propia influencia sobre Timoteo. Pablo lo guio a Cristo, le dio una oportunidad en el ministerio, le enseño de las dos formas, por palabra y, por ejemplo, impuso manos en Timoteo para su ordenación, lo guio y fue mentor durante el ministerio. Continúa en las cosas que has aprendido, que tú has recibido como herencia. Esta verdad no comenzó con Timoteo ni siquiera con Pablo, sino que es parte de un largo legado que fue pasado a Timoteo.

Toda la Escritura indica más que las Escrituras en hebreo. Si Pablo quería decir aquí a lo mismo que Timoteo aprendió de niño, él hubiera dicho: “Esas Escrituras” refiriéndose al verso 15, o él pudo haber solamente repetido la misma frase, “Sagradas Escrituras”. Pablo cambió la forma de sus palabras aquí porque reconoció que lo que Dios había traído a través de los apóstoles y profetas en su tiempo eran parte de la Escritura, es decir también es la palabra de Dios. Esto incluyó que él y otros supieran que lo que estaba emergiendo en forma escrita por medio de los apóstoles y profetas mencionados en Efesios 2:20. Pablo exhortó a Timoteo, “Continua en estas cosas porque la Biblia viene de Dios y no de hombre. Esto es un libro inspirado por Dios, espirado del mismo aliento de Dios”. Se podría argumentar fácilmente que la Biblia es un libro único, pero no prueba que haya sido inspirado por Dios. Para mayores evidencias, uno puede mirar el fenómeno de las profecías cumplidas. Pedro escribió acerca de cómo podemos saber que las Escrituras vienen realmente de Dios, y habló acerca de su propia certeza porque vio a Jesús milagrosamente transformado ante sus propios ojos y escuchó una voz del cielo que decía Este es mi hijo amado en quien tengo complacencia. Sin embargo, Pedro dijo que tenemos algo incluso más certero que una voz del cielo para saber que la Biblia es de Dios: Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro (2 de Pedro 1:19). Existe algo más que podemos decir acerca de la Biblia: Es Verdad. Y aunque la Biblia no es un libro de texto de ciencia, si habla en cuestiones de ciencia como tal.

Y es útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia: Pablo exhorto: Timoteo continua en estas cosas porque la Biblia es útil, y útil de muchas formas. Todo esto quiere decir algo muy simple: Nosotros podemos entender la Biblia. Si la Biblia no pudiera ser entendida, no habría nada útil de ella. Perfecto significa que la Biblia me guía a todo lo que necesito. Si fuera ambas cosas, oidor y hacedor de la palabra, voy en el camino perfecto como cristiano, enteramente preparado para toda buena obra. Esto nos recuerda que no debemos enfocarnos en crear un club de los mejores sermones, sino enfocarnos en equipar a los santos para el trabajo del ministerio. Luego entonces, no dejó a un lado la oración, o alabanza o evangelismo o las buenas obras en un mundo necesitado de todo esto; porque la Biblia claramente me dice que haga tales cosas. Si soy oidor y hacedor de la palabra, seré perfecto.

Pablo comenzó el capítulo advirtiendo a Timoteo sobre los tiempos peligrosos. Algunos cristianos son arrastrados por estos tiempos peligrosos y otros se esconden. Ninguna de estas opciones es adecuada para nosotros. Nosotros debemos mantenernos fuertes y firmes y permanecer en la Palabra de Dios.

Pastor Carlos Umaña Comunidad Cristiana Lifehouse.