En el primer versículo se describe la amplia gama de categorías en nuestra comunicación con Dios. Rogativa es simplemente pedir por algo. Las oraciones nunca deben ser solo pedir, pero se debe pedir con una fuerte confianza en la palabra de Dios. Peticiones, se refiere a las peticiones que hacemos por otros. Al orar, debe haber un tiempo donde las necesidades de otro encuentren un lugar en nuestras oraciones ante el trono de Dios. Acciones de gracias, son una parte esencial de nuestro caminar con Dios. Aquellos que carecen de un sentido elemental de gratitud en sus vidas, carecen de una virtud cristiana elemental. El orar por todos los hombres también significa orar evangélisticamente. Debemos orar por nuestros amigos que necesitan conocer a Jesús, por nuestros compañeros de trabajo, y por otros con los que tengamos contacto regular. Los primeros cristianos eran acusados con frecuencia de socavar al Estado porque ellos afirmaban que había un Señor superior a Cesar. Sin embargo, mostraban que apoyaban al estado siendo buenos ciudadanos y orando por el emperador, no a él.

En la época en que Pablo escribió esto, el cristianismo todavía no era una religión ilegal en el Imperio Romano y todavía se consideraba una rama del judaísmo. Era aún más razonable creer que el gobierno Romano podía dejar tranquilos a los cristianos para vivir su fe. El deseo de Dios de que todos los hombres sean salvos está condicionado por Su deseo de obtener una respuesta genuina de parte de los seres humanos. Él no cumplirá su deseo de salvar a todos los hombres a expensas de crear humanos robots que le adoren solamente por haber sido programados para hacerlo. A través de un mediador, y solamente uno: “Jesucristo hombre”. No hay otro camino válido a Dios que no sea a través de Jesús. En el mundo moderno la mayoría de la gente piensa que cualquier camino conduce a Dios, si se sigue con sinceridad o con buen corazón. La Biblia se opone a esta idea. Mucha gente piensa que Dios sería injusto o de mente cerrada por tener solo un camino a la salvación, pero ese pensamiento debe ser dejado a un lado. Para decir que Dios es injusto por esto, uno tendría que ver a Jesús muriendo en la cruz- el inmaculado hijo de Dios, vino del cielo, vivió humildemente y murió en horrible agonía, física y espiritual- para ver a Jesús en la cruz y decir. Gracias Dios, aprecio el gesto, pero eso no es suficiente. Vas a tener que hacer un poco más que eso, porque eso es solo un camino y si en verdad eres justo tú harás muchos caminos. Jesús se dio a sí mismo. Usted puede dar su tiempo sin darse a sí mismo, puede dar su opinión sin darse a sí mismo. Usted puede dar su vida sin darse a sí mismo. Jesús quiere que nos demos a nosotros mismos, así como Él se dio a sí mismo. Él tomó nuestro lugar y recibió el castigo y la ira del Dios Padre que nosotros merecíamos. Este es el mensaje fundamental del evangelio.

Que los hombres oren en todo lugar: Esto maneja la idea de “en todas las iglesias” y no de “en todo lugar”. El enfoque de Pablo está en lo que la Iglesia hace cuando se reúne. Las manos que sean levantadas deben ser santas-manos que sean apartadas para Dios, y no entregadas al mal. Tales oraciones deben ser sin ira (hacer oraciones con enojo) y sin contienda (orar sin fe). Cuando oramos enojados o sin fe, podemos hacer más mal que bien. Los hombres levantan manos santas mientras se espera que las mujeres cristianas deben vestir, sobre todo en las reuniones cristianas correctamente. Las palabras pudor y modestia ayudan a explicar lo que es ropa decorosa. Los peinados ostentosos, oro, perlas, vestidos costosos, que Pablo mencionó eran adornos que eran contrarios a los principios de pudor y modestia de su cultura. El adorno más importante son las buenas obras. Si una mujer se viste con pudor y modestia, con buenas obras, ella está vestida perfectamente. Las buenas obras hacen más hermosa a una mujer que las joyas finas.

La mujer aprenda en silencio: Esta desafortunada traducción ha llevado a algunos a creer que está prohibido que las mujeres hablen siquiera en las reuniones de la iglesia. Pablo usa la misma palabra, traducida como silencio, en 1 Timoteo 2:2 y ahí está traducida como reposadamente. La idea es sin contienda en vez de en silencio total. En otras partes del nuevo testamento, incluso en los escritos de Pablo se menciona específicamente a las mujeres orando y hablando en la iglesia (1 corintios 11:5). Aprender en silencio conlleva la idea de que las mujeres reciban la enseñanza de los hombres que Dios ha escogido para dirigir a la iglesia, con sujeción en vez de contienda. Lo que Pablo quiso decir parece claro. El estar bajo la autoridad es el principio; no enseñar es la aplicación. El enfoque principal de Pablo aquí es la adoración pública de la iglesia. Dios ha establecido una clara cadena de autoridad en el hogar y en la iglesia, y en ambas áreas Dios ha ordenado que los hombres sean la “cabeza”, es decir, que ellos tienen el lugar de autoridad y responsabilidad.

La primera razón de la autoridad del hombre en la Iglesia es el orden de la creación. Adán (hombre) fue creado primero y se le dio la autoridad original en la tierra La segunda razón es la diferencia entre el pecado de Adán y el de Eva, que se conecta con la diferencia de autoridad. Tanto Adán como Eva pecaron en el jardín de Edén, y queda claro que Eva peco primero. Sin embargo, la biblia nunca culpa a Eva por la caída de la raza humana, pero siempre culpa a Adán; el pecado entró en el mundo por un hombre. Adán es responsable porque había una diferencia de autoridad. Adán tenía una autoridad que Eva no tenía; por lo tanto, también tenía una responsabilidad que Eva no tenía. Adán fracasó en su responsabilidad de una forma mucho más significativa de lo que Eva lo hizo. Pero se salvará engendrando hijos: Mucha gente considera a este como uno de los pasajes más difíciles de toda la biblia. A primera vista podría interpretarse en el sentido de que, si una mujer permanece en fe, amor, y santidad, con dominio de sí misma, Dios la bendecirá con la supervivencia en el parto –lo que no era una promesa pequeña en el mundo antiguo. Sin embargo, esta interpretación deja muchas preguntas difíciles. ¿Es esta una promesa absoluta? ¿Qué de las mujeres santas que han muerto al dar a luz? ¿Y qué de las mujeres pecadoras que han sobrevivido al parto? ¿No parece esto como una recompensa por buenas obras, y que no va de acuerdo con la gracia y misericordia de Dios? Una mejor forma de interpretar este pasaje se basa en la gramática del idioma original griego, en el idioma original dice que se salvará en El Parto. Esto lleva el sentido que a pesar de que las mujeres fueron engañadas, y cayeron en transgresión a partir de Eva, Las mujeres pueden ser salvadas por el Mesías –quien fue traído por una mujer al mundo. El resumen es este: No culpe a las mujeres por la caída de la raza humana; la Biblia no lo hace, al contrario, de gracias a las mujeres por traer al Mesías a nosotros. Sobre todo, debemos tener en cuenta estas características positivas. Todas ellas son cualidades que Dios quiere que sean evidentes en la mujer, y que la mujer ha inculcado con eficacia en sus hijos por generaciones.

Pastor Carlos Umaña Comunidad Cristiana Lifehouse.