Después de que Dios trajera liberación a través de la obra de Otoniel, Israel eventualmente se desviaría de su dependencia y obediencia hacia Dios. Su victoria no duro automáticamente para siempre; debía de mantenerse. Cundall hace un buen trabajo en describir tres frases mencionadas aquí, como opresores de Israel: Moab, situado al este del Mar Muerto, entre el Arnón y el Zered, estaba asentada como un reino ya hacia unos cincuenta años antes de la invasión de los Israelitas. Amón, al noreste de Moab, fue establecida cerca del mismo tiempo que Israel, a finales del siglo trece a.C. Los Amalecitas, quienes eran parientes de los Edomitas, era una raza nómada la cual ocupaba un área considerable al sur de Judá, y quizás fueron los enemigos más encarnizados de Israel. El pecado de Israel les trajo hacia esta servidumbre. Ellos sufrieron 8 años de servidumbre antes de que clamaran a Jehová en los días de Otoniel. Luego ellos soportaron otros 18 obstinados años de servidumbre antes de que ellos clamaran a Jehová. El pecado siempre trae ataduras, aunque llega a nosotros de una manera engañosa. El pescado nunca contempla la atadura del anzuelo cuando va tras la carnada; los lazos de Satanás nos atrapan al hacer la carnada atractiva y al esconder el anzuelo.

La historia se repite, ellos claman y Dios vuelve a responder. Esto muestra la misericordia de Dios. Cuando Israel repetidamente se desviaba de Dios, Él tenía todo el derecho de echarlos completamente. Pero Él aún respondió cuando ellos finalmente clamaban a Él por liberación. En el mundo antiguo, las personas que eran zurdas eran obligadas a ser diestras. Esto hacia que la posición de Aod como zurdo fuera más inusual. Para los ojos de un Israelita, esto era tenido como un defecto físico, y aparece a menudo en relación con los de la tribu de Benjamín, sin afectar su proeza en la batalla.

Israel debía de pagar un presente de dinero porque ellos estaban bajo el dominio del rey de Moab. Aod vino a Eglón como un mensajero o un cortesano. Aod ciertamente dijo la verdad cuando él dijo esto. El mensaje era, “Aquellos que oprimen al pueblo de Dios tocan la niña de Sus ojos y serán juzgados por ello.”Dios utiliza muchos mensajeros para hablarnos, incluyendo la muerte. “Aod dijo, ‘Tengo palabra de Dios para ti.’ Fue una daga que halló su camino hacia el corazón de Eglón, y cayó muerto. Debido a que muchos hombres peleaban usando su mano derecha, no se esperaba que un hombre utilizara su mano izquierda para empuñar una daga o una espada. Esto muestra lo astuto que fue Aod, y que tan inesperado fue el golpe hacia Eglón. La frase y salió el estiércol había causado algunos problemas a los traductores. Una de las palabras que aquí se utiliza jamás ocurre en ninguna otra parte en el Antiguo Testamento. La sugerencia más loable, y grotesca, es que se refiere a una apertura del cuerpo del rey, y el movimiento hacia abajo de la daga fue con tal fuerza que pasó completamente a través del abdomen y se proyectó hacia la cloaca. La Versión King James y la Versión RSV traducen “salió suciedad,” lo cual implica una descarga intestinal causada por el empuje de la espada.

Algunos tienen problemas con este acto de asesinato; no podemos decir que este evento es una aprobación general o una comisión para aquellos que asesinarían a los gobernantes que oprimen al pueblo de Dios. Es significativo que esto jamás se haya sugerido o que fuera un problema en las persecuciones cristianas primitivas. Dios no necesariamente aprobaba el método utilizado por Aod. Puede ser significativo que el Espíritu de Jehová no viniera a Aod y que él jamás fue descrito como juzgando a Israel. Sin embargo, la Biblia fiablemente registra este incidente sin dar una aprobación específica de este acto de asesinato.

Los ídolos mencionados en Jueces 3:19 y 3:26 fueron probablemente las piedras actuales puestas por Josué para conmemorar el cruce milagroso del Jordán (Josué 4:19-24) y así esto era una seña reconocida. A pesar de la astucia y coraje que Aod tenía, él no podía hacer el trabajo por si mismo. Era esencial que hombres valientes y fieles se manifestaran alrededor de él. De la misma manera, Dios levanta líderes en la iglesia, pero ellos no pueden hacer la obra por si mismos. Todo el cuerpo necesita obrar en conjunto. Como cualquier verdadero líder, Aod dijo “seguidme.” Un líder no puede esperar que sus seguidores vayan a donde él o ella no van o no han ido. La astucia y coraje de Aod, en conjunto con la fidelidad de Israel de seguir a su líder, le trajo a Israel el periodo más largo de libertad bajo el periodo de 400 años de los Jueces. Aod es un ejemplo dramático de como en el Señor un hombre puede hacer la diferencia, y como Dios llamará a otros a que obren con ese hombre.

Samgar es uno de los seis individuos que llamamos Jueces “menores,” debido a que no fue escrito mucho sobre ellos. Pero aún así la obra que ellos hicieron por Dios fue tan importante en su día como la obra de cualquier otro. Fue un hombre de grandes logros, pero aún así solamente un versículo describe su obra. Es posible que se dice tan poco debido a que la historia de Samgar era bien conocida. Samgar es un excelente ejemplo de servir a Dios. Él simplemente utilizó lo que Dios puso en su mano – en este caso, una aguijada de bueyes. Una aguijada de bueyes era un palo como de 2.5 metros, y como 6 pulgadas de ancho en la parte ancha. Un extremo de la aguijada de buey era puntiagudo (para picar al buey), y el otro extremo era como un cincel (para raspar el arado y limpiarlo de la tierra). No había nada espectacular sobre una aguijada de buey. Pero Dios puede utilizar, y quiere utilizar, lo que sea que este en nuestras manos. Samgar era apenas un trabajador que hacía su trabajo; pero él tomó lo que estaba en su mano cuando fue movido por Dios, y él rescató al pueblo de Dios de sus enemigos. Samgar fue como Moisés y su bastón, o David y su honda. Dios utiliza cosas simples para lograr grandes cosas.

Pastor Carlos Umaña Comunidad Cristiana Lifehouse.